Perro de Agua Español

Origenes

Se trata de la raza más antigua de nuestra Península, las primeras noticias de su existencia se remontan al siglo X, con aportaciones más recientes de finales del siglo XVIII y principios del XIX, apareciendo ya un grabado en la Historia Natural de Bufón de 1.750, muy parecido a los actuales Perros de Agua.

Establecer exactamente como se formó una raza cuyos ancestros se remontan en un periodo tan largo de tiempo es prácticamente una labor imposible. Existen dispares teorías sobre el nacimiento de la raza, reseñando nosotros las que pensamos pueden tener más visos de veracidad y de las que tres principalmente, nos parecen más verosímiles, no teniendo por que ser excluyentes una de la otras, más bien perfectamente pudieran ser complementarias.

Diversos autores, él mas destacado el mismo Bufón, Naturalista francés del siglo XVIII, afirman que tuvo su origen en África y llego a nuestra Península con los perros de pastor que acompañaban a los árabes norteafricanos que invadieron y permanecieron en nuestro país, durante 700 años.

Otra teoría defiende que estos perros proceden de Turquía y Hungría, desde luego resulta sugerente la similitud con razas como el Pulí, el Komondor, Lagotto y otras, y que llegaron al Sur de Andalucía con los barcos turcos que comerciaban con el ganado lanar, sí bien hay que explicar que en aquellos años de luchas de la cristiandad contra los "infieles" se llamaban turcos a los africanos en general, como ahora por ejemplo se les llama "moros", nombre que también se aplico a esos perros y por lo que la raza es conocida aún en Andalucía con el nombre de perro turco.

Existen otras, que señalan que muy bien pudo ser la nuestra una raza autóctona de nuestro país y la madre de razas como el antiguo Barbet, antes de convertirse en el actual Caniche según estudios realizados por Madame Grau, el Perro de Agua Portugués y, por que no, del Lagotto Romanolo, dadas las conquistas de nuestras armas y el comercio lanar mantenido con diferentes partes de la península e islas de la actual Italia.


El mítico Ch. Moro; Padre de la recuperación moderna de la raza.
Propiedad de D. Antonio García Pérez

 


Ejemplar de La Galea

La diversidad de funciones y su extraordinaria capacidad de aprendizaje, hizo que se adaptara a nuestra geografía (no olvidemos una vez más que los perros en aquellos tiempos, en los que no existía el concepto de perro de compañía, eran apreciados y por consiguiente mantenidos, por su utilidad de trabajo), en primer lugar en el Sur, extendiéndose por toda Andalucía, donde desarrollo sus funciones como perro de pastor, ayudante de cazadores, destacando por su trabajo en la zona de las marismas (donde se emplazo la cabaña más numerosa y donde aún hoy siguen trabajando en el campo), donde su pelo le hacia aún más valioso, especialmente para la caza acuática.
Posteriormente, la raza se expandió hacia el Norte, donde llegaron acompañando a los rebaños que recorrían las cañadas reales de la Mesta hacia los puertos norteños donde se embarcaban las ovejas, principalmente con destino a los actuales Países Bajos. En estos Puertos de Cantabria, País Vasco y Asturias, rápidamente se percataron de las cualidades para el trabajo en agua de los PAE (pelo, subpelo casi impermeable, capacidad de cobro en agua, etc.) y su polivalencia, adaptándolos para el trabajo de ayudantes de embarcación, con trabajos como recuperadores de objetos caídos en el agua, llegando a capturar hasta peces heridos que escapaban de las redes,, llevar cabos y boyas, llegando a utilizarlos como cazadores de ratas en los balleneros que pasaban largos periodos en el mar. En estas zonas Norteñas estos perros fueron conocidos como "perros de Lanas ", nombre que aún hoy se utiliza y fueron seleccionando especialmente a los de colores claros por su mayor facilidad de ser distinguidos en el mar.

Multi Ch. Cheto
Posiblemente el Perro más premiado de la raza